Rollos de Calabacín con Jamón y Queso



Últimamente soy fan total del calabacín, en tartas, brownies, tipo espagueti o lasaña en cualquiera de sus versiones me chifla. La verdad es que resuelve mucho, solamente con prepararlo en láminas finas a la plancha te puede acompañar un buen plato y más si estas como yo…operación bikini…bueno yo más bien operación cuerpito saludable el resto de mi vida…jejejeje.
El calabacín es una deliciosa verdura cuyo contenido es alto en agua, con muchas vitaminas e hidratos muy bajo, por lo que lo hace ideal para dietas de control de peso. Es recomendable consumirlo con la cascara ya que la mayoría de su contenido nutricional está concentrado en ella.
Es una verdura que se presta para realizar una gran cantidad de recetas, desde deliciosos entrantes o aperitivos, hasta platos contundentes e incluso por su contenido de agua sirve para elaborar deliciosos postres pos su aporte de humedad.  
La receta de hoy es deliciosa ya que el conjunto de los ingredientes le dan un suculento sabor a este plato, además de que cuenta con una presencia que bien puede estar genial para una comida o cena un tanto especial.

Ingredientes Rollos de Calabacín  y Bacón:

50 grs de queso parmesano
400 ml de nata liquida (Heavy cream o crema de  leche)
50 grs de mantequilla
½ cdta de Nuez Moscada
2 calabacín grande
100 grs de lonchas de jamón
100 grs de lonchas queso Edam
150 grs de bacón
Sal
Orégano y albahaca
4 cdas Tomate Frito

Previamente: Lava muy bien el calabacín y no le quites la cascara.
Preparación de la Crema Blanca:
Ponemos a calentar la nata liquida en un cazo, cuando rompa a hervir añadimos la mantequilla, sal, pimienta y nuez moscada.  Baja el fuego y remueve hasta que se disuelva la mantequilla, incorpora el queso parmesano en trozos pequeños, remueve hasta que se funda e integre la mezcla.
Cuando vuelva a hervir, déjala un par de minutos y luego baja del fuego. Reserva.

Preparación de los Rollitos:
En el molde donde vayamos a preparar el plato, coloca una capa delgada de nata y tomate frito.  Reserva.
Cortamos el calabacín en láminas muy delgadas, cogemos dos láminas, coloca una encima de la otra pero desde la mitad, es decir,  que la de arriba quede a la mitad de la de abajo, y sobre ellas colocamos una loncha de bacón (tocineta) una loncha de queso cortada por la mitad y una loncha de jamón cortado por la mitad.  Hacemos un rollito y lo colocamos en el molde. Repetimos el procedimiento hasta terminar con todas las rebanadas de calabacín y que los rollos queden apretados en el molde.


Rociamos con el resto de la crema de leche y el tomate frito. Añadimos queso parmesano rallado por encima (si tienes queso blanco espolvoréalo con ambos quesos), espolvorea el orégano y la albahaca y llévalo al horno previamente precalentado a 180º por 35 minutos.  Cuando pase el tiempo déjalo 7 minutos más y pon la función de gratinado del horno para que la corteza del queso quede dorada y crujiente.

Servir caliente.


¡¡¡Hasta la próxima!!!!

Clau
Si te gustan mis recetas te invito a seguirme en mis redes sociales para que no te pierdas ni una: Facebook, Instagram, Videos: YouTube

1 comentario:

  1. Qué orginal! Me parece perfecto para cualquier cena ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar

Por favor déjame tus ideas y comentarios con ellas me animas a mejorar y a seguir escribiendo, no dejes enlaces ya que son SPAM y procederé a eliminarlos. Gracias

Con la tecnología de Blogger.